viernes, 6 de mayo de 2016

Castillo e iglesia en Santa Perpètua de Gaià


Castillo e iglesia en Santa Perpètua de Gaià


Santa Perpetua de Gaià es un núcleo de población que pertenece al municipio de Pontils, en la Conca de Barbará de la provincia de Tarragona.


Sobre un cerro a una altura de 578 metros, junto al Castillo de Santa Perpetua de Gaia, se levanta la iglesia de Santa Perpetua de Gaia.

Castillo de Santa Perpetua de Gaia

El castillo documentado a partir de año 976, formaba parte de la línea de frontera del Condado de Barcelona. Del magnífico castillo quedan los restos de la torre triangular sobre un risco que domina el valle y el pueblo de santa Perpetua de Gaia.

Se trata de una fortificación de dimensiones considerables de unos 65 metros de largo y 17 metros de ancho, constituida por un recinto amurallado de planta alargada e irregular, en el interior del cual destacan dos elementos: la torre y la sala o aula, situados respectivamente en los extremos este y oeste del perímetro.

La torre es de un valor patrimonial incuestionable por tratarse de uno de los ejemplos más peculiares de la arquitectura militar prerrománica de Cataluña. Construida durante el siglo X presenta planta triangular con ángulos romos. Los dos lados más largos fueron recubiertos con un forro, construido con sillares, que se edificarón con posterioridad para hacerlos menos vulnerables.

Costaba de cuatro pisos, el más alto lo defendió con almenas. El acceso se hacía a través del primer piso mediante una puerta adintelada de medio punto con dintel de madera. En el extremo occidental y ya sobre el risco abocado al Gaiá se sitúan los restos de un recinto de planta rectangular que podría haber funcionado como un aula o gran sala.

Documentos datados en el siglo X mencionan como fortificación los términos de la Roquera (960) y Queralt (975). Al inicio del siglo XI pertenece a Sal.la, nieto de otro Sal.la, fundador de Sant Benet de Bages, descendiente de losvizcondes de Conflent.

En el año 1012, en el altar de la iglesia de Santa Susana se celebra un juicio por el castillo de Selmella que enfrenta dicho Sal.la y su tío Borrell, obispo de Vic, con Hugo de Cervelló, señor de Montagut e hijo de Ansulf de Gurb. Un año más tarde, el 1013, Sal.la hizo una falsa venta a su tío Borrell, del castillo y término de Santa Perpetua, ya que el castillo queda bajo su dominio hasta mediados del siglo XI.

En esta época los condes de Barcelona, en el contexto histórico de recuperación de poder frente a la nobleza, muestran un considerable interés por poseer santa Perpetua. Del año 1053 data la conveniencia entre Ramón Berenguer y Alemán Hugo, hijo de Hugo de Crevelló, si él, junto con Sicarda, su mujer, pueden obtener el castillo por el conde, este se lo daría en feudo, aunque se reservaría el derecho uso. Aunque son los Gurb-Queralt, señores del castillo de Queralt, quienes mantienen el dominio.

En 1072, Bernat, hijo segundo de Bernata Sendret de Gurb-Queralt, vende al conde Ramón Berenguer I el castillo de Santa Perpetua, el cual afirma que la ha llegado por razón de sus padres. El testamento del conde Berenguer I menciona expresamente el castillo.

En 1089 se establece otro convenio entre los Cervelló y los condes de Barcelona, Guerau Alemany(III) de Cervelló hace un préstamo al conde Berenguer Ramón de siete mil ducados de oro de Valencia destinado a empresas bélicas contra los sarracenos, mediante el empeño del castillo de santa Perpetua.

Muy pronto, a principios del siglo XII, los condes ceden el castillo en feudo a los Cervelló. La bula papal de 1154 incorpora las iglesias de Santa Perpetua a los bienes del Arzobispado de Tarragona, que toma considerables dimensiones después d su restauración (1118). Guillem de Montagut, hijo de Guerau Alemany (IV) de Cervelló, posee también derechos en Santa Perpetua y en su testamento fechado en 1168 los cede a su hijo Guillermo.

Los fogajes de los años 1365-70 señalan por Santa Perpetua 37 familias y como señor a Guillem Ramón de Cervelló. A finales del siglo XV se documentan los Cervelló, varones de la Laguna, y atendiendo al censo de 1496 la población experimenta un fuerte descenso: se contabilizan por el lugar solo diez familias.

En la época moderna, en 1599, se documenta como señor el Conde de Savallà, Bernard de Boixadors. A finales del siglo XVIII y hasta el fin de los señoríos pertenece a los marqueses de Aitona, es entonces, a mediados del siglo XIX, cuando Santa Perpetua está en su máximo demográfico.


Texto de M. Carmen Diez Carrera.











Iglesia de Santa Perpetua de Gaià

Aunque no está documentada es probable que existiera una iglesia anterior que dio nombre al lugar.

La primera mención documental hace referencia a la iglesia románica de santa Maria, como capilla del castillo en 1172. De esta antigua construcción solo se conserva la puerta empotrada en el actual presbiterio, lo que demuestra que el edificio actual construido en1806 se orientó en una dirección diferente a la iglesia primitiva.

De estilo neoclásico, se trata de un templo de grandes dimensiones, el cual presenta una nave dividida en cinco tramos, en el primero de los cuales está situada la escalera que da acceso a la torre del campanario de planta octagonal y con cuarto vanos en los que se observan alguna de sus campanas. En el interior del templo destaca las pilastras corintias que soportan un friso que recorre toda la iglesia. La cubierta es de bóveda de cañón con lunetos.

El conjunto se encuentra abandonado y en estado ruinoso.

Hasta el año 1995 dio nombre al municipio, el cual originó la leyenda de Santa Perpetua de Gaià.

Perpetua de Gaia es una figura legendaria, originada seguramente para explicar la advocación de la iglesia de santa Perpetua de Gaiá y dando lugar a una duplicación de personalidad hagiográfica. En este caso, sin embargo, se trata de una leyenda totalmente fantasiosa, sin ningún fundamento histórico y con rasgos típicos del folclore. Según Joan Amades, la santa era venerada el 12 de septiembre, pero no figura en ningún santoral ni martirologio.

Cuenta la leyenda que Perpetua nació en el castillo de Gaiá y era hija del señor del castillo. De gran belleza, atrajo muchos pretendientes, pero ella se quería consagrar a la vida religiosa y los rechazó. Uno de ellos, muy rico y llegado de un país lejano, quedó fascinado por su virtud y, pese al rechazo, se quedó a vivir cerca de ella, para imitarla en su vida cristiana.

Cuando Perpetua quedó huérfano repartió su patrimonio entre los pobres. El caballero hizo lo mismo y dio su fortuna a los necesitados. El caballero volvió a su tierra para vender sus tierras y, al volver, encontró que Perpetua había ingresado al monasterio de Vallbona de les Monges. Cuando el caballero dio en caridad todo lo que tenía se le apareció el diablo y le prometió que le daría todo el oro que quisiera si pasados siete años le entregaba su alma. El caballero pactó con el diablo, ya que prefería tener algo para repartir entre los desfavorecidos y ayudarles.

Cuando estaba a punto de acabarse el plazo dado por el demonio, el caballero fue a ver a Perpetua al monasterio de Vallbona y le explicó el caso. Ella se compadeció y la acompañó, y cuando el diablo llegó para llevarse el alma del caballero ella le mostró la cruz y el diablo marchó despavorido y con las manos vacías.

El caballero se hizo monje del monasterio de Poblet y la monja vivió en Vallbona y murió siendo venerada a su muerte.

Texto de M. Carmen Diez Carrera.
























































































La Obra Social ”la Caixa” y la Generalitat inician en Tarragona las actuaciones de restauración y mejora del románico catalán.

En el 2010 La Obra Social ”la Caixa” y la Generalitat de Cataluña promueven el Programa Románico Abierto, cuyo objetivo es dar un impulso a la restauración, mejora y prevención de este importante legado patrimonial.

La Torre del Castell de Santa Perpètua de Gaià hicieron reformas. Cuando Olvidado en el Tiempo visito este lugar en el 2015 la torre estaba reformada.  

Fotografías Ines Matos y Juanichi Marin
Edición fotografía Juanichi Marin
Fuentes consultadas varias paginas www
Agradecer M. Carmen Diez Carrera por toda la información publicada en varias paginas www